miércoles, 8 de marzo de 2017

Los juegos de Hewson consultants para Commodore 64



Compañía británica fundada en 1980 por Andrew Hewson, físico y químico de profesión licenciado por la Universidad de Sussex, en 1972 empieza a trabajar en el museo británico valorando o tasando la edad de los objetos fechando el hidrocarbono.

Un año más tarde el museo adquiere un ordenador, un Hewlett Packard con 64 Kb de memoria, como nadie sabía usar un ordenador, ya que estas computadoras aparte de las Universidades muy pocos sitios las tenían, llamaron a un experto en informática que fue de quién aprendió Andrew a programar, a raíz de ahí Andrew escribió algunos libros sobre informática antes de lanzarse a crear su propio sello de videojuegos, HEWSON CONSULTANTS.

Vamos a centrarnos de lleno ya en Hewson, durante sus inicios la compañía se dedicaba a la publicación de libros de informática y en 1982 publican sus primeros juegos, Countries of the World y Nightflite, este juego tendría secuela un año más tarde.


Compañía donde trabajaron programadores de gran prestigio, como Raffaele Cecco, Stephen Crow, Dominic Robinson, Steve Turner que en 1983 fundó Graftgold, cuando decidió dejar su trabajo diario como programador comercial y concentrarse en producir juegos para ordenador. De ese modo se puso en contacto con uno de sus mejores amigos, Andrew Braybrook y le propuso trabajar con él. Después de un pequeño periodo desarrollando juegos para el Dragon home computer, Graftgold pronto giró su atención hacia algo más lucrativo, los mercados de Commodore 64 y ZX Spectrum. Muchos de los tempranos éxitos de Graftgold llegaron a través de su asociación con los asesores de Hewson, para quien programaban los juegos. Mientras que muchos editores necesitaban que varias empresas avalaran sus productos y los ayudasen con la manufacturación, Andrew Henson tenía su propia empresa de creación de casette, afrontando el sólo muchos más control sobre la empresa e imprimiendo su propio estilo creando así tendencias en el mercado.

Hacia finales de los años 90, llego a ser evidente que los asesores de Hewson estaban sufriendo dificultades económicas. Dos de sus mejores programadores, Dominic Robinson y John Cumming dejaban la compañía para unirse a Graftgold.




Andrew Hewson. Steve Turner decidió que él tenía más oportunidades con Graftgold y decidió irse de Hewson y llegar a un acuerdo publicitario con Telecomsoft, la división de software de British Telecom.

Hewson no estaba feliz de ver como sus más exitosos compañeros de formación abandonaban el barco, principalmente porque Graftgold se había comprometido anticipadamente en la entrega de dos títulos Magnetron y Morpheus.Graftgold argumentó que como ellos no habían sido contratados por Hewson, ellos tenían todos sus derechos para cambiar de editor .Incapaz de sostener esto como protesta legal, Hewson llevo a juzgados a Telecom y rompió todo contrato con Graftgold y las relaciones de Graftgold con Telecomsoft fueron realmente cortas, produciendo solamente unos pocos de títulos.



Personalmente recuerdo algunos juegazos de esta compañía como el Uridium, Nebulus, Zynaps o el mítico Exolon.

El juego más exitoso que salió de esta unión fue indudablemente Rainbow Islands, una perfecta equivalencia al clásico de Taito de 1987, juegos recreativos para el C64, Spectrum y el Amstrad CPC. Debido a las complicadas obligaciones de contrato, las versiones de Rainbow Islands, Amiga y Atari ST fueron publicadas por Ocean Software.

En 1991, 21 St Century Entertainment adquiere los derechos de Hewson.


Hemos portabilizado todos los juegos que sacaron para Commodore 64, espero que lo disfrutéis tanto como un servidor. Podéis descargarlos desde aquí.

1 comentario :

  1. Una de las grandes de los 80. Las versiones de C64 superan a las ya fantásticas versiones de Spectrum

    ResponderEliminar