lunes, 31 de agosto de 2015

AKUMAJO DRACULA X (SEGA SATURN)


Castlevania: Symphony of the Night, conocido en Japón como Akumajō Dracula X: Gekka no Yasōkyoku (悪魔城ドラキュラX 月下の夜想曲 Akumajō Dorakyura Ekkusu: Gekka no Yasōkyoku?, literalmente traducido al inglés como Devil's Castle Dracula X: Nocturne in the Moonlight), es un videojuego de acción-aventura de gráficos 2D desarrollado y publicado por Konami en el año 1997. Es el XIII episodio de las series de Castlevania, siendo este el primero lanzado para las consolas PlayStation y Saturn. Por otro lado, hablamos de una secuela directa de su antecesor solo lanzado en Japón: Akumajou Dracula X: Chi no Rondo para la plataforma de NEC PC-Engine CD.

Symphony of the Night fue un importante hito en las series de Castlevania. Revolucionó la serie por completo, llevándola desde la fórmula estándar de plataforma "nivel por nivel", establecida en sus antecesores, exceptuando Castlevania 2 de NES (sobre el cual toma muchas pautas), e introdujo un nuevo estilo de juego mezclado con elementos RPG que seria imitado por casi todos los títulos que le siguieron a este episodio. El desarrollo de todas sus características se atribuye a Koji Igarashi, el director del juego y uno de los miembros más jóvenes del equipo (para ese entonces). Igarashi, un gran fanático de los juegos 2D, se instrumentó mucho en refinar el planteamiento de control del juego. Otros miembros notables del equipo fueron la diseñadora de personajes e ilustradora Ayami Kojima y la compositora Michiru Yamane.

La compositora Michiru Yamane, que ya había creado anteriormente la banda sonora de Castlevania: Bloodlines, fue la encargada de la música de este videojuego.

Cada sección del castillo tiene su banda sonora única, relacionada con el mismo ambiente del lugar. Por ejemplo, en una catedral se puede escuchar música hecha con órganos de pipa, en una cueva, música tranquila, y en las batallas con los jefes o Bosses el rock alternativo clásico de los juegos de acción japoneses, todo con el entorno a la perfección. De hecho las pistas fueron tan cautivadoras, que el juego tiene su propio álbum llamado Dracula X: Nocturne in the Moonlight OST para que las piezas pudiesen ser apreciadas sin necesidad de jugar.

La versión japonesa incluía un pequeño cómic basado en el juego, un Artbook, y la banda sonora completa del juego. La versión en japonés también permitía desbloquear entrevistas con los dobladores. La versión de América del Norte no recibió ninguna de estas bonificaciones, pero el Artbook y un disco con la recopilación de música de anteriores juegos de la saga Castlevania acompañaban a una edición especial de la copia Europea. La entrevistas se sustituyeron por una pista con pruebas de sonido, que también permitía a los jugadores escuchar cualquiera de las canciones del juego.