jueves, 3 de marzo de 2016

Recordando a la Atari Jaguar con Alexey Kiddo


Tras lanzar varias gamas de ordenadores personales (ST, XE) y una consola portátil a todo color (Lynx), Atari Corporation lanzaría a mediados de 1993 lo que sería su última consola de sobremesa, la Jaguar.

El génesis de Jaguar surgió de dos empleados de Flare Technology, Martin Breenan y John Mathieson, quienes habían ayudado a crear la cancelada videoconsola inglesa Konix Multisystem. Atari quedó sorprendida por el trabajo con Konix y decidió contratarles para que estuvieran al mando de dos proyectos, la consola de 32 bits Atari Panther y otra consola con una arquitectura de 64 bits bajo el nombre de Jaguar. Finalmente se decantaron por el segundo proyecto.
La máquina se lanzó un 15 de noviembre de 1993 tanto en Nueva York como en San Francisco bajo un precio de 249,99 dólares y a principios de 1994 en el resto de EE:UU. En Europa no vería la luz hasta junio de 1994 y en España fue lanzada oficialmente en primavera de 1995, bajo la distribución de Products Final.



Con respecto a su arquitectura, siempre ha habido un debate en torno a su supuesta potencia de 64 bits, ya que sus 5 procesadores son de 32 bits, tanto el de la CPU cómo del resto de microprocesadores, mientras que el controlador de memoria RAM tiene un ancho de 64 bits. Entre estos microprocesadores, se encuentra el archiconocido Motorola 68000 de 13,295 MHz (Commodore Amiga, Mega Drive), que se encarga de coordinar a los dos microprocesadores de video y audio Tom y Jerry, ambos corriendo a 26,59 MHz. El chip gráfico Tom permitía tales efectos como el z-buffering o el Goraud shading, que luego se verían en sistemas posteriores como la propia Nintendo 64. El chip sonoro Jerry presentaba un DSP de 32-bit RISC y un sonido en 16-bits estéreo.

El diseño del mando presentaba unas teclas numéricas que tendrían usos muy concretos como en el caso del port del clásico Doom.

Debido a su complicada arquitectura, no hubo gran apoyo por parte de las 3rdparties, lo que supuso su muerte comercial a partir de 1996, añadiendo la superioridad de sistemas como PlayStation o Saturn con el CD-Rom como soporte físico. Por ello, sólo fueron capaces de vender 125.000 unidades de 1993 a 1995.



De todos los periféricos planeados, sólo llegó a ver la luz el lector de CD, Jaguar CD, en 1995. También se presentaron unos cascos de realidad virtual bajo el nombre de Jaguar VR con un lanzamiento previsto para las navidades de 1995 hasta que se cancelaron a última hora y un modelo que fusionaba la consola normal con el lector de CD.

Sus dos primeros juegos fueron Cybermorph y Trevor McFur in the Crescent Galaxy.

Cybermorph nos puede recordar en un principio al clásico StarFox de Super Nintendo, ya que se trataba de un shooter en 3D en 3ª persona que contaba con gráficos poligonales sin apenas mapeado de texturas. Sus responsables fueron el estudio Attention to Detail Limited, responsables de varios títulos como Rollcage o Lego Racers 2. Contó con una secuela exclusiva para Jaguar CD bajo el nombre de Battlemorph, en 1995.

En cuanto a Trevor McFur in the Crescent Galaxy, es un shoot'em up con gráficos pre-renderizados, al estilo Dracula de Mega CD, protagonizado por unos personajes que nos pueden recordar a los de la saga Star Fox de Nintendo, unos animales antropomórficos al mando de un escuadrón interplanetario.
En breve disfrutaremos de una carpeta de portables de Jaguar en nuestro futuro FTP Retro.