jueves, 29 de noviembre de 2018

Doble Pletina Vol.3 MSX 25in1



MSX es el nombre de un estándar de microordenador doméstico de 8 bits comercializado durante los años 1980 y principio de los años 1990. Fue definido por Kazuhiko Nishi y presentado el 27 de junio de 1983 en Japón, donde se convirtió en el dominador del mercado doméstico.
Tuvo además éxito en Europa (España, Francia y Países Bajos), Brasil, Chile, Argentina, Cuba y la Unión Soviética, en estos últimos países fueron comprados por las autoridades educativas miles de unidades para equipar escuelas. Es prácticamente desconocido en Estados Unidos y pese a verse al principio como una amenaza para el liderazgo británico en el mercado europeo, registra unas pobres ventas en el Reino Unido.



En los años 1980, Japón estaba en medio de un despertar económico. Grandes empresas de electrónica tuvieron éxito en el mercado de computadoras debido al esfuerzo invertido en los años 1970. La combinación de diseño y su desarrollo tecnológico les permitió producir máquinas competitivas, pero inicialmente ignoraron el mercado de ordenadores domésticos y dudaban en hacer negocios en un mercado donde no existían estándares.
El MSX fue formalmente anunciado durante una conferencia de prensa el 27 de junio de 1983 (fecha considerada como el nacimiento del estándar MSX) y muchas grandes empresas japonesas hicieron públicos sus planes de producirlos. Esto produjo una ola de pánico en la industria de Estados Unidos. 


De todas formas las empresas japonesas evitaron la intensa competencia del mercado de ordenadores domésticos de EE.UU., liderado por Commodore International. Solo las empresas Spectravideo y Yamaha comercializaron máquinas MSX en los Estados Unidos. Spectravideo tuvo algo de éxito y Yamaha con su modelo CX5M, con interfaz MIDI, se vendió más como una herramienta musical digital que como un ordenador personal.


Hoy recordamos este gran sistema con el tercer volumen de nuestra colección doble pletina. 25 juegos en un pack portable y listos para darle clic y jugar.



Sin más, espero que lo disfrutéis.