jueves, 30 de julio de 2020

ACTION MAX: La Consola que iba con cintas VHS



A lo largo de la Historia fueron apareciendo en el mercado muchas consolas que, por una cosa u otra, no lograron vender y atraer a los jugadores como para ser recordadas. Algunas veces fue causa de tomar un conjunto de malas decisiones empresariales, también por mala suerte, o simplemente el producto de la competencia era mejor, o todo a la vez. Algunos aprovechan para mofarse de estos productos décadas después, pero creo que hace falta mucho valor (y a veces un poco de locura) para arriesgarse a dar el salto y darlo todo por innovar.

Action Max fue una consola que utilizaba cintas VHS para sus juegos. Fue creada en 1987 por Worlds of Wonder en Estados Unidos.


De este país podremos criticar muchas cosas, pero a diferencia de otros que se limitan a copiar o criticar lo que se hace desde fuera, las empresas americanas tienen ese grado de locura que les permite invertir millones en una idea loca con pocas posibilidades de triunfar. La mayoría de las veces se equivocan, pero cuando aciertan, sus empresas son las que dominan el mercado.

El sistema de juego en el que se basaba Action Max eran las películas interactivas. En 1983 la empresa Cinematronics lanzó al mercado y con mucho éxito la máquina arcade Dragon´s Lair. Esta usaba el Laserdisc, un nuevo formato digital que permitía almacenar gran cantidad de vídeo de alta calidad. Trasladarlo a un sistema doméstica era imposible dado el altísimo precio de los reproductores láser, pero una empresa llamada Worlds of Wonder pensó usar un sistema alternativo, el VHS.



Action Max fue lanzada al mercado como un accesorio que se conectaba al popular reproductor VHS y que permitía “interactuar” con una pistola con las imágenes que se mostraban en una película preparada para tal fin. Quizás la palabra interactuar se quede grande para describir el sistema de juego, ya que en realidad la película nunca cambiaba. Dicho de otro modo, a diferencia del Dragon´s Lair en el que si no hacíamos tal acción en determinado momento se mostraba una animación en el que el protagonista moría, en los juegos del Action Max la película seguía mostrándose como si tal cosa. Entonces ¿en qué consistía el juego?
A lo largo de la película se iluminaban los objetivos a disparar, y si acertábamos se sumaba un punto que quedaba anotado en una pantalla led que tenía la máquina. Si fallábamos se nos restaba un punto. Y ya está. Nada más. Divertido, ¿no es cierto?


Quizás haya que hacer un esfuerzo mental para intentar imaginar la gran novedad que supuso en su momento poder disparar a una película y que ocurriera algo, aunque solo fuera sumar un punto, pero ni aun así la consola llegó a triunfar. De hecho, fue un fracaso absoluto. Tan absoluto que quitó las ganas al gigante Hasbro de sacar su propia videoconsola VHS en la que ya estaba trabajando, llamada Nemo. En total solo salieron al mercado cinco juegos para la Action Max.

Como curiosidad varios juegos que estaban en desarrollo para esta videoconsola finalmente vieron la luz para otra máquina, el Mega CD/Sega CD. Estos juegos son Sewer Shark y el Night Trap. Esto explicaría el aspecto tan ochentero que tenían estos títulos, ya que se rodaron en 1987 y salieron a la luz en 1992, aunque tampoco es que mejorasen demasiado. Al menos no tenías que rebobinar la cinta para jugar otra vez.

Hoy en Abandonteca y gracias al emulador Daphne os traemos los 5 juegos que salieron para esta curiosa máquina. Los juegos son totalmente portables y ejecutables en nuestros pcs y como siempre incluyo un Archivo TxT con las instrucciones más importantes. Solo espero que a los retrogamers curiosos como yo les guste experimentar este pedacito de historia gamer.